El paraíso deviene en infierno

Muchas cosas tengo que agradecer. Tengo que agradecer haber tenido todas las facilidades durante la vida. El que nunca me haya faltado de nada. El haber tenido una familia que me ha apoyado. El haber encontrado siempre amigos que me han hecho pasar los mejores momentos. El haber conocido a personas que me han dejado que las quiera, y que me han querido. Me gustaría hacer una lista de todos ellos, pero sé que no nombraría a todos, sois tantos, y tan buenos… Esto está tomando un cariz un poco gay… Pero en definitiva, me gustaría saber ser agradecido por todo ello. Sé que no lo soy…

Bueno, centrémonos. Qué está pasando por el mundo? Los israelís parecen que están por la labor de dejar un poquito más plano de lo que ya estaba el Líbano y mientras tanto yo me quedo durmiendo hasta las 10 de la mañana.

Me he ido a casa y he vuelto, y esto así sin terminar. Noticias de última hora: no mucho. Trabajo sin ganas de trabajar, y todavía menos de estudiar. Máriam ha llegado a Nueva York (sigue con yogurin), Miguelito parece que se va a Zaragoza, Julien parece que está de ilegal en este país ingrato, Fer sigue en Barbastro y quiere bajar a Málaga recursivamente (no tiene mucho sentido, ya lo sé, pero eso es lo bonito), y yo no quiero pensar en lo que voy a hacer.

Sed felices, y, dentro de lo posible, sed buenos. Hablando de todo esto, equinoccio es una palabra bastante bonita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s