Se ha muerto una flor…

ist2_86706_hibiscus_flower_white_background.jpgLa de mi culo, concretamente… Se acabó lo que se daba. Me las prometía yo muy felices, contando mis historietas de como la policía era mi amiga y como me saltaba un semáforo en rojo, andaba dando eses, y me quedaba tan ancho. Ayer (o antes de ayer ya) me pusieron otra multa. La tercera en 15 días creo. Total: $265. Y encima tengo que ir no sé cuando el juzgado para ver si encima no me suben la prima del seguro. A este ritmo, el juez se va a pasar un rato agradable escuchándome decirle que no, que ahora ya voy a ser más responsable.

Pero, he de decir en mi favor, además de que, por supuesto, soy un conductor excelente, y que los límites de velocidad son sólo necesarios para los demás que son unos reumáticos incompetentes, que esta última vez me multaron por multarme, porque tampoco lo veo tan grave. Vale, que era de noche e iba sin luces. De acuerdo. Eso lo reconozco, pero coño, que apenas acababa de empezar a conducir… Pues entre que ajustas el asiento, te pones el cinturón, que si la música… pues en nada ya has andado 4 o 5 manzanas… No y en serio, en una calle totalmente iluminada, andar 3, 4 manzanas, que son como 600 o 700 metros, de acuerdo, sin luces, pero darme cuenta yo solito (bueno, vaale… Nikhil en realidad, que me acompañaba, pero sin ayuda exterior en definitiva), y por eso 100 dólares? Policía cabrón.

Lo que me lleva a una segunda reflexión (bueno, por llamar a esto de alguna forma): qué trabajo más bonito el de policía. No digo ya ser inspector o comisario o algo así, que ya es otra cosa (y estoy muy contento de que Isabel Albert la eligiera como profesión), sino agente de estos de patrulla, poniendo multas. En todos los trabajos, en la vida supongo, uno pasará sus momentos quemado. Que si te empuran algo, que si se come el puro uno solito (como yo, por ejemplo), que si se tiene que levantar temprano, o volver tarde, o tener un compañero o jefe idiota… O ser idiota uno mismo. Vamos, que uno acaba fastidiado más o menos frecuentemente. Pero mírate, qué hay más agradable que cuando uno está jodido, joder a alguien más. Toma ahí multita de 100 pavos. Uich, que bien que se queda uno… Y luego un cafetito y a casa.    

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s