La mente en blanco

[Subiendo esto a las semanas. Escrito poco antes de Navidad… Desde luego, porque ya tengo asumido que todo lo que viene aquí es una mierda, que si no…]

Soy un filósofo, qué le voy a hacer. Hay gente que toca un instrumento, otra que pinta, otros cantan, hay quien juega al ajedrez o escala montañas. Unos saben construir cosas, con madera o con clips, otros programan o diseñan sitios web, ruedan y editan videos, hay quien es paracaidista o submarinista, quien es bailarín o jugador de póker, y hay quien hace todo lo anterior. Inlcuso puede que compitan con coches de carreras, o los construyan. Yo, el centro del universo, soy un ser más intelectual. Podría llegar a decir que superiormente intelectual. Mis áreas favoritas del conocimiento son la yerba y la copa de europa. Son temas complicados, con muchos matices, soy consciente, pero cuando uno tiene inquietudes, tiene inquietudes.

Otra vez ando en un avión. Parece que voy volando demasiado a menudo. Me monto más a menudo en avión que en autobús. Profunda reflexión lo sé. Pasemos a comentar los últimos resultados en Europa… La tontería esta de la mente en blanco se me ha ocurrido al ver delante de mi esta misma página, pantalla, en blanco. Qué gilipolleces digo, y qué ancho me quedo. Tendría que estar controlado esto de poner cosas en internet. Esto es una vergüenza.

En fin. Tendremos que pasar a resumir la actualidad, para mantenernos un poco al día. Diversos y coloridos temas:

Yo y mis responsabilidades familiares.

Mientras estaba conduciendo hacia el aeropuerto, a toda pastilla porque perdía otra vez el avión, se me ha ocurrido que a lo mejor debería tener una mascota. Qué opináis, respetable público? Puede que me ayude a ser más responsable, y a saber respetar más las cosas. O puede que eso me lleve a ser responsable de la muerte de un ser vivo. Ya me cargué en Chicago (con ayuda de mis compañeros de piso, también hay que decirlo), un par de pececillos en un tiempo récord. En retrospectiva, quizás hubiera un gesto más profundo en aquel desinteresado regalo de los pececillos por parte de una de estas semi-oscuras asociaciones universitarias cristianas. Por aquí la peña pone pegatinas de peces, que vienen a ser como Jesucristo, rollo What Would Jesus Do?, y resulta que me los entregan, no un pez, sino dos, para que acaben en muriendo en mitad de un martirio en una jarra con agua del grifo de Febrero. Murieron estos peces por todos nosotros? Serán todos nuestros pecados perdonados? Y las multas de tráfico?

En cualquier caso, volviendo a las prospecciones familiares más mundanas, que tal estaría tener un gato? Me tendría que preocupar de darle de comer, de que no se quedara solo, de limpiarle sus meados y sus cagadas. Hmmm, necesito poner un gato en mi vida? Quizás mejor un loro? O un ratón?

Hablando de ratones, también paso uno por mi vida, en el primer año de en Madrid, en Arti, mi compañero, José Mari (el sargent, J), compró un hámster poco antes de navidades, cuando todavía estábamos en el 3er piso y teníamos que mear en la bañera. Creo que nuestra guarrería, más concretamente la mía, debió contagiar al maldito roedor aquel, y el hijoputa apestaba de una forma insoportable. Luego he visto que las ratas pueden llegar a oler bastante peor (ver historia por contar de la rata muerta de Elvis), pero aquello alcanzó, también en un tiempo record. Ahora haciendo memoria no sé qué suerte corrió aquel ratón, pero si hubo genocidio, yo desde luego me lavé las manos, y a otra cosa butterfly. Yo creo que esto de la mascota, pet para los iniciados, me va a hacer crecer como persona… sí, no? Veremos, veremos…

Yo y el buy more stuff

Hoy nos hemos ido a comer con la peña del trabajo. Ah mira, sabes qué?, voy a clavar afoto:

Una comida muy, muy agradable. La verdad que qué suerte tengo con los compañeros del trabajo. Mucha suerte. Pero bueno, filósofo a tus filosofías: qué…

[feneció el ordenadro… Quedarán mis reflexiones perdidas para siempre por una batería que no supo durar lo suficiente… tsk tsk]

Nota 1: para que quede en el recuerdo, en la afoto, de izquierda a derecha, y de negro a amarillo: Dognime, Karen (un encanto de persona), Michelle, Vishal (qué buena gente), Nesho (más buena gente si cabe), un colgao, y Alex (el alma de la fiesta).

Nota 2: ya como detalle final, los caseros estos mamones que tengo, me dijeron que por tener un gato hay dejar un depósito de 400 pavos, pero que no me preocupara, que 200 de ellos se reembonsaban… 200 del ala, POR UN GATO!! Si me pasara el aspirador, me planchara, o por lo menos me hiciera la cama, bueno, me lo pensaba, pero por una cosa que sólo mea y come… 200 dólares, ay ay, que me da…

Nota 3: Ay, que milagro, con esto de acordarde de mis caseros, me acabo de dar cuenta que no había pagado el alquiler todavía. Ufff, uf, menos mal…

Maaaambo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s