Vueling

Ahora mismo, cómo es la vida, estoy sobrevolando Groenlandia, yendo de vuelta a Seattle . Hasta donde alcanza la vista sólo se distingue una llanura nevada. Ni un detalle que rompa el paisaje monotono. Es sobrecogedor. Junto a la costa el paisaje era de valles escarpados que formaban el límite de la manta de hielo por un lado, y encerraban glaciares que serpenteaban hasta lagos helados.

Esto de Groenlandia parece un buen sitio para pasar una temporada si uno no quiere que lo molesten mucho. O le gusta mucho el blanco. No son tontos estos daneses, no…

Anuncios

Una respuesta a “Vueling

  1. Estoy de acuerdo tío.
    Sobrevolé una vez Siberia volviendo de Pekín a París (extraña combinación, lo sé). A pesar de estar en la clase más baja del avión en la que se puede estar, donde cada vez que abría la puerta de un guardaequipaje pensaba que me iba a picar un pollo, me dejó alucinado el blanco interminable y algo que, debido a la ausencia de la concepción de tiempo en vuelos largos, no supe determinar si fue un amanecer o un atardecer que se prolongó durante más o menos 7 horas. Un poco borrachos sí, pero no son tontos estos rusos tampoco…
    Cuídate tío, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s