Burbujas

bubblesNunca había entendido muy bien lo que significaba refinanciar una hipoteca hasta ayer. Parece que esto de las hipotecas es una de las causas de todos estos problemas financieros que hacen que tipos calvos salgan en el telediario y que los 80 dólares que tras largos esfuerzos había conseguido tener en acciones valgan ahora 30, y que si los cambio a Euros es más o menos lo que cuesta un cafe con leche.

Imaginemos, y ya sé que es mucho imaginar, que me quiero comprar una casa. Pero como ya basta de estrecheces me quiero comprar una casa amplia y con lavadora y secadora. Y pongamos que encuentro esa casa de mis sueños en el periódico del domingo y cuesta medio millón de dólares. La mañana siguiente voy al banco que he visto en la tele que dan hipotecas como churros y les digo que me quiero comprar esa casa, que para algo he ahorrado esos 80 dolares en acciones y tampoco quiero morir rico.

Aunque tengan los señores del banco tengan la fábrica de churros a toda máquina, no es que estén tan locos como para darme medio millón de dólares a la primera de cambio, pero me dicen: “Nonti preocupare, amici. Mira lo que vamos a hacer. Te vamos a hacer una hipoteca como la que anunciamos por la tele que cubre 100.000 dolares, el 20% del precio. Y como nos has caído bien, vas a pagar solo un 1% de interés en esa hipoteca durante un par de años. Luego, bueno, igual pagas más, pero tu no te preocupes, que quién sabe qué va a pasar en dos años.”

“Bueno, con esos 100.000 dolares que te has ganado por tu cara bonita, pásate a la oficina de al lado. Los señores de esa oficina, como van a ver que tienes pasta se van a poner contentos, y te van a hacer una hipoteca como dios manda a 30 años de 400.000 dolares. En 2 años no sé que pasará, pero yo estoy convencido que durante los próximos 30 tú vas a ser capaz de pagar esto como un campeón. Bonita casa te has agenciado…. Ala, firma aquí.” Y ya está. El fin de semana siguiente me puedo mudar, y pongamos que tengo que pagar unos $3.000 al mes por las dos hipotecas.

house-in-the-suburbs Lo malo es que aunque nos guste poco, el tiempo acaba pasado, y llegan esos dos años. El señor del banco me envía una carta y me dice que el período de interés introductorio (del latín introducire, meter en orificios) se ha terminado, y que a partir del mes que viene tengo que pagar no ya $3.000, sino $4.500. “Jaaaarl…” me digo. Y aquí es donde el término refinanciar (del latin refinanciare, sacar temporalmente del orificio) entra en juego.

Que refinancie la hipoteca significa el banco me da una nueva hipoteca por el precio actual de la casa. Como han pasado dos años, y como estamos en pongamos 2005 y todas las cosas van bien, la casa del vecino que es igual la están vendiendo por $750.000. Normalmente el banco me dará una hipoteca por algo como el 95% del valor de la casa, esto es, alrededor de $712.500. Que es una pasta. Así que no es que tenga que pagar, sino que encima cobro.

Lo que hago con ese millón y medio es pagar las dos hipotecas que había firmado hacía dos años y poner $200.000 para amortizar la nueva super-hipoteca. Cómo ahora tengo de repente alrededor del 30% de mi casa pagada, soy considerado un señor respetable, me dan una hipoteca como las que les dan a los que van en traje al banco y sólo tengo que pagar otra vez $3.000 por otros 30 años. Y aún me quedan $12.500 para comprarme una tele tan grande como una pared del salón. Que nunca viene mal.

Si uno hace como yo y lee las cosas demasiado rápido igual no ve ningún problema con todo esto. Lo que ocurre es que al final ese medio millón de dólares original era quizás un precio real. Sin embargo, el que los precios suban le viene bien a todo el mundo. El comprador de la casa puede comprar cualquier casa que quiera, siempre y cuando los precios de las viviendas suban lo suficiente, y los bancos, no solo venden más hipotecas, sino que además con esas hipotecas que venden pueden financiar otras inversiones. La deuda es creación de dinero. Y bueno, al gobierno, que tiene una palabra sobre cuáles son los tipos de interés, ya no veas cómo le viene que todo el mundo esté contento.

bear-stearns-2-dollarsPero, y quién paga al constructor y a los albañiles de la primera casa? Lo malo es cuando la gente empieza a pedir líquido, y no tulipanes ni la promesa de que pagaré mi hipoteca.

Es muy fácil ver las cosas a toro pasado, pero recuerdo a mediados de 2006 hablar seriamente sobre cómo era posible que las casas subieran tanto. No se veía que las casas fueran a bajar. Nada daba tanto dinero cómo comprar una casa. Gente que había comprado una casa hacía 5 años tenían una casa que ahora valía el doble. Un compañero del trabajo, que se había mudado de Texas a Washington hacía dos años y ahora regresaba allí, había ganado lo que venían a ser $1.500 al mes solo por la revalorización de la casa. Yo también quería que me dieran dinero…

Anuncios

2 Respuestas a “Burbujas

  1. La mejor explicación a la crisis que hay en internet. El documento en cuestión está haciendo furor en España, por si no lo habías leído.

    http://leopoldoabadia.blogspot.com/search/label/%2B%20ANEXO%201%20Crisis%20NINJA

  2. Es lo que ha jodido todo el sistema esa forma de lograr que todo el que vaya a solicitar una hipoteca se la den sin ningun tipo de aval.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s