Archivo de la etiqueta: presupuesto

Crear un presupuesto

savings[1] Crear un presupuesto y un sistema para organizar la economía doméstica parece el equivalente financiero a los interminables articulos sobre como perder peso y la dieta ideal.

Si consigo crear un sistema que funcione y que me haga ser honesto conmigo mismo, prometo compartir el secreto. Hasta entonces voy a seguir con mi lucha particular. Sin embargo, durante estos años que he tenido que aprender a hacer la declaración de la renta y en los que me he sentido culpable por no ser capaz de ahorrar lo suficiente, hay un artículo al que regreso y que si que ha influído en como pienso sobre los presupuestos del hogar: “Simpler saving: The 60% Solution

“The real secret to building a budget that works isn’t tracking what you spend, any more than counting calories is the secret to losing weight. The key is creating a sustainable structure for your finances, one that balances spending and income and that leaves enough room to handle the unexpected.”

Si bien 60% no tiene por que ser la cifra ideal, el dividir el dinero gastado entre los distintos tipos de gastos es algo que es muy útil para mí. Como Richard Jenkins propone en el articulo anterior, es recomendable dividir los gastos en 5 categorias:

  1. Gastos Comprometidos (Committed Expenses): Son los gastos uno esta comprometido a pagar al cabo del año. En esta categoría se incluyen los gastos fijos y fundamentales (el alquiler o la hipoteca, los seguros), pero también los que pueden varíar (las facturas de la luz, la compra) o los que no son necesarios (web hosting o clases particulares).
  2. Dinero libre (Fun Money), para gastar en lo que uno quiera
  3. Dinero para gastos irregulares. Este es el dinero que aunque uno puede ahorrar cada mes, se gasta irregularmente en grandes compras: vacaciones, un nuevo mueble, una reparación del coche o del hogar.
  4. Ahorros a largo plazo, y como rainy-fund.
  5. Ahorros para la jubilación.

Richard propone el dividir los gastos como 60% – 10% – 10% – 10% – 10%,  y además hacer que el 30% de las ultimas 3 categorías ni siquiera pase por nuestras manos. No tiene por que ser esos números, pero si que me parece super útil el pensar entre los Gastos Fijos/Comprometidos, y los gastos irregulares.

Tal como dice en el artículos, dos cosas son importantes. Primero, los gastos irregulares pueden echar a perder al mejor planificador. El dinero que uno se puede gastar en unas vacaciones es muchas veces dificil de calcular. Y quizás más importante todavía, los gastos fijos son los que determinan la viabilidad a largo plazo de el estilo de vida de uno. Puede que uno quiera vivir con un 70% de gastos fijos, pero en cualquier caso, va a determinar cuanto se puede gastar en el resto de las cosas.

Y como nota final,  y obvia para todo el mundo excepto para mi: en Estados Unidos sobre todo, el que siempre le digan a uno el dinero bruto que gana en vez del neto es un pecado. Es importante pensar solo en netos.

  Nota final: lo tengo que decir en algún sitio. En lugares donde cambian los planes de estudios cada 4 años, como en España, tendrían que aprovechar y hacer una clase en Secundaria para aprender a hacer la declaración de la renta. En vez de ética. O en Primaria.

Anuncios